• Jessica Servín

¿Cómo preparar la mejor taza de té?

Se acerca la temporada de frío y qué mejor que mantenerse caliente que con una buena taza de té. Para lograrlo, lo más importante es beberlo a la temperatura correcta y eso dependerá del tipo que más te guste. Por ejemplo, para un Oolong el agua debe estar a 95°C, mientras que un verde, a menos de 85°C.

De ahí que sea básico tener una tetera o hervidor adecuados y que te ayuden a controlar los niveles de temperatura. Una buena opción son las teteras eléctricas que calculan el punto exacto del agua, además de permitirte preparar la infusión directamente en ellos.

Para seleccionarla, la primera recomendación es que consideres su capacidad, que su asa sea de material aislante, que tenga buena potencia y apagado automático.

Una marca con una amplia línea de hervidores eléctricos es Chefman, tienen desde las de cristal hasta las de acero inoxidable y con base giratoria de 360​​° para llenarla fácilmente y servir el agua sin tener que desconectarla.

La capacidad de estas teteras es de 1,7 litros y cuentan con apagado automático una vez que el agua está caliente. Ya con la tetera o hervidor ideal, entonces sí, asegúrate que la temperatura del agua no llegue completamente a su punto de ebullición, ya que se corre el riesgo de quemar las hojas de té que vas a preparar, lo que producirá un sabor amargo o astringente.

Calentar el agua a la temperatura óptima también extraerá el equilibrio correcto de aminoácidos, esto ayuda a crear el nivel óptimo de sabor, dulzura y taninos. A continuación te dejo una tabla de temperaturas y tiempo de infusión:

  • Té blanco: 65–75°C por 3 minutos.

  • Té verde: 75–85°C por 3minutos.

  • Té negro: 85–95°C por 5 minutos.

  • Infusiones de hierbas: 100°C por 5 minutos.

Estos tiempos aplican tanto para té como para las tisanas. Toma en cuenta que transcurrido el tiempo de infusión, deberás retirar las hojas o la bolsita de té, para que también no se amargue el líquido.

Lo mejor y más adecuado es tomarlo sin azúcar, pero si insistes en endulzarlo, lo más recomendable es hacerlo con unas gotitas de miel. O para contrarrestar los sabores, puedes maridarlo con tartas o pasteles de frutales o de chocolate.

Ahora bien, si quieres probar té con leche, recuerda primero agrega la leche al preparar el té, para que esta no enfríe el agua, lo que pasará si se hace al revés.

Otro cosa a tomar en cuenta, es que nunca debes calentarse la leche y el agua juntas en la tetera, pues el sabor lácteo podría impregnarse permanentemente en la tetera y al querer solo calentar agua, esta tenga un sabor que no querrás en tu té. ¡Salud y a disfrutar de una buena taza de té!

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo