• Jessica Servín

Cinco consejos para dormir mejor durante el verano

De acuerdo a un estudio publicado por la Journal of Sleep Research, las variaciones en las estaciones, tanto en horas de más luz como en el clima, afectan nuestra forma de dormir y eso incrementa los problemas de insomnio, sumado a factores como el estrés o las vacaciones, donde nos exponemos más a la luz solar.

Por ello y para lograr un descanso pleno durante el verano, Emma nos deja estos cinco consejos para tener un sueño tan profundo como el de un bebé:

1. Coloca plantas que reducen el calor

Algunas plantas que se encargan de regular la temperatura ambiente son la Lengua de Tigre, el Árbol de Caucho y el Helecho de Boston que funcionan como purificadores de aire natural. Su ventaja es que ocupan muy poco espacio, son fáciles de mantener y además son elementos decorativos que mantendrán tu ambiente purificado y fresco.

2. Elige un colchón transpirable

La transpirabilidad del colchón es un factor muy importante para poder descansar. Prefiere uno que tenga la ventilación adecuada, con poros dentro de su espuma que le permitan a la humedad salir rápidamente sin quedarse en el colchón. Incluso, hay unos como los de Emma que, además de ello, cuentan con una cubierta termorreguladora fabricada con una fibra especial que evita la sudoración nocturna.

3. Buena hidratación

Mantente bien hidratado, esa es una pieza clave para conciliar el sueño. Una fórmula para determinar cuántos litros de agua debes consumir al día es, multiplicar tu peso por 0.033 y obtendrás la cantidad exacta en litros que debes ingerir.

4. Cena ligero

Evita las cenas pesadas llenas de proteínas y carbohidratos, ya que el proceso digestivo se ralentiza causando malestares o incomodidad para conciliar el sueño. Opta por cenas ligeras como ensaladas, un sándwich o un filete de pescado con verduras. Verás una gran diferencia al momento de dormir.

5. Baño antes de dormir

Tomar una ducha antes de dormir ayudará a regular la temperatura corporal y te relajará, por lo que, será más fácil conciliar el sueño. Asimismo, opta por usar pijamas de tela frescas como el algodón y sábanas que absorben el calor como la seda, el satén o el bambú.

Finalmente, si sales de viaje, aplica algunos de estos consejos y antes de dormir, realizar algunas respiraciones para relajarte, inhalar y exhalar lentamente y mantén la calma por 10 o 15 minutos. ¡Felices sueños!


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo