top of page
  • Foto del escritorJessica Servín

Combate la artritis con una dieta mediterránea

¿Sabías que, según La Gaceta parlamentaria del Senado de la República, más de 1 millón de mexicanos tienen este padecimiento? Sobre todo afecta a las mujeres en edad productiva y aunque, no existe una cura que eliminé por completo la enfermedad, sí existen maneras de disminuir los síntomas y dolencias.


Una de las principales cosas que se puede hacer es cambiar la alimentación, pues una dieta mediterránea (antiinflamatoria) resulta fundamental para el control y alivio de los síntomas que provoca la artritis.


“Se ha demostrado que algunos nutrimentos y componentes presentes dentro de los alimentos pueden actuar como coadyuvantes en el tratamiento de enfermedades de base inflamatoria debido a sus implicaciones en el metabolismo celular y a su capacidad para interferir en el proceso inflamatorio del padecimiento”, comentó el Nutriólogo Dorian Calderón.


Algunos alimentos que pueden integrarse son:


-Frutas y verduras: las de hoja verde, por ejemplo, la espinaca, la col rizada; el brócoli, las cerezas, las fresas y otras frutas rojas y moradas, ya que tienen un efecto antiinflamatorio.


-Granos integrales: como el arroz integral y la quinoa, pueden ayudar a reducir un indicador de inflamación en el cuerpo que a veces aumenta durante la fase aguda de la artritis. Las pastas y los panes integrales ofrecen el beneficio adicional del antioxidante selenio, que puede ser bajo en algunas personas con dicha enfermedad.


-Leguminosas: los frijoles, lentejas o garbanzos son útiles de dos maneras, por un lado, están cargados de proteína beneficiosa que ayuda a preservar la salud muscular; esto es importante para las personas con artritis porque los músculos ayudan a sostener las articulaciones. Por otra parte, están cargados de fibra y fitonutrientes, que ayudan a reducir los marcadores de inflamación.


-Nueces y semillas: su principal componente son las grasas antiinflamatorias, como el omega-9 y el omega-3.


-Aceite de oliva: se ha demostrado que el aceite de oliva, en particular el aceite de oliva extra virgen, reduce la cantidad de sustancias químicas en el cuerpo que causan inflamación.


-Pescado azul y aceite de pescado: los de agua fría, como el salmón, el arenque, el bacalao, la trucha y las sardinas, también tienen grasas antiinflamatorias.


Recuerda incluir todos estos alimentos de la dieta mediterránea en tus preparaciones, así como planificar tus comidas, esto permitirá que tu alimentación sea completa, equilibrada y, sobre todo, natural.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page