• Jessica Servín

Decálogo de la Cereza...

Y una receta para preparar un delicioso desayuno.


1. Se dice que su origen se localiza en Roma y de ahí se extendía a toda Europa durante el imperio romano.


2. En México se produce en Durango y Chihuahua, pero la mayoría que se consume aquí es de importancia y proviene del Estado de Washington como las Cerezas del Noroeste.

3. La temporada de cerezas es durante el verano de junio a agosto, de ahí que este es el mejor momento para consumirlas. Las mejores son las de color casi vino con un olor dulce.


4. Aunque existen más de mil variedades de cerezas, las más conocidas en México son las cerezas rojas (bing) o las bicolor (rainier), que son de un tono más amarillo.


5. Las cerezas están llenas de vitamina C, Potasio, Cobre y Magnesio lo que mantendrá tu sistema inmunológico fuerte.


6. Para conservarlas, lo mejor es colocarlas en el refrigerador, ahí se mantendrán frescas y jugosas por más tiempo.


7. Además, son una buena fuente de fibra, que ayudará a mantener saludable tu sistema digestivo y promover la regularidad intestinal.


8. Y si te faltaba algo más, son ricas en antioxidantes y tiene compuestos antiinflamatorios y solo tiene 97 calorías, por lo que puedas incluirla como postre o en el desayuno.


9. Otro de sus beneficios es que pueden ayudarte a regular tus ciclos de sueño ya que contiene altas concentraciones de fitoquímicos como la melatonina, que son clave para este propósito.


10. Una manera de disfrutarlas es en el desayuno, por ello, Cerezas del Noroeste nos comparte una deliciosa receta: Pan Francés con Cerezas. ¡Toma nota!


6 a 8 porciones

Ingredientes:

•4 tazas de Cerezas del Noroeste, deshuesadas y en mitades

•1 1/2 taza de leche

•6 huevos

•1/3 taza de jarabe de maple

•3 cucharadas de azúcar, separadas

•1 cucharada de ralladura de naranja

•1/8 cucharada de sal

•8 rebanadas de pan

•1/2 taza de jugo de naranja

•Yogur natural


Preparación:

1. Combinar la leche, los huevos, el jarabe de maple, dos cucharadas de azúcar, la ralladura de naranja y la sal.


2. Sumergir ambos lados de cada rebanada de pan en la mezcla de leche; colocar las rebanadas en un molde cuadrado para hornear y verter lo que restó de la mezcla sobre el pan. Cubrir con una envoltura de plástico y refrigerar durante la noche.


3. Marinar las cerezas en jugo de naranja y una cucharada de azúcar restante durante la noche.


4. Precalentar el horno a 200 º C. Con cuidado, pasar las rebanadas a una bandeja o charola para hornear, antiadherente con mantequilla, utilizando una espátula grande; escurrir el exceso de líquido fuera de la bandeja.


5. Hornear de 15 a 18 minutos; voltear las rebanadas a la mitad del tiempo.


6. Sacar y cubrir cada rebanada con la mezcla de cerezas y una cucharada de yogurt.

¡Listo!


Entradas Recientes

Ver todo