• Jessica Servín

Decálogo de la Sandía

1. ¿Sabías que la #Sandía proviene de África? Los científicos han encontrado evidencia de la sandía en este país, no solo a partir de semillas descubiertas en tumbas, sino también representadas en jeroglíficos que datan del segundo milenio antes de Cristo.

2. La Sandía contiene un 92% de agua, por lo que es una excelente manera de ayudar a satisfacer tus necesidades de líquidos mientras disfruta de ella.

3. Contiene vitaminas ricas en antioxidantes. Tiene vitaminas A y C, minerales como el potasio, fitonutrientes y está casi libre de colesterol, grasa y sodio.

4. Es baja en calorías. Una taza de Sandía es igual a 46 calorías y tiene sólo 12 gr. de carbohidratos, o sea que es una fruta perfecta para incluir en tu desayuno o como postre.

5. Es la fruta del verano y hay cinco tipos, la sin semilla, con semilla, la mini, la amarilla y la naranja.

6. Ayuda a la presión sanguínea. Un estudio de 2012 de la American Journal of Hypertension, señala que comer Sandía puede reducir la hipertensión gracias a sus dos antioxidantes que posee: la L-citrulina y la L-arginina.

7. Mejora tu digestión. La Sandía tiene un alto contenido de agua y fibra. Estos nutrientes ayudan a promover un intestino sano al prevenir el estreñimiento.

8. Alivia el dolor muscular. El jugo de sandía puede reducir el dolor muscular y mejorar el tiempo de recuperación después del ejercicio en los atletas, así lo señala un estudio de la Food Nutrition Research.

9. Para elegir una buena Sandía. Primero busca que tenga una manchita de color amarillo en su piel que el color de la piel sea oscuro, que su cáscara esté firme y lisa. Obviamente, debes consumirla entre junio y septiembre, que son los meses de temporada de esta fruta.

10. En México, el mayor productor de Sandía es Hermosillo, en Sonora, seguido de Puerto Vallarta, en Jalisco.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo