• Jessica Servín

Decálogo del tamal en México

1. Su nombre es de origen prehispánico, de la palabra náhuatl “tamalli” que significa “envuelto”.

2. Los primeros tamales se preparan con masa de maíz, salsa de chile y a veces con frijoles o trozos de carne, datan del año 250 a. C.

3. Fray Bernardino de Sahagún fue el primero en describirlos en el libro “Historia General de las cosas de Nueva España a principios del siglo XVI, y señala que eran cocinados para los rituales religiosos o para las ofrendas.

4. Con la llegada de los cerdos a Mesoamérica se incorpora la manteca y otros rellenos como la carne de res o pollo.

5. Luego de la Independencia, empezaron a surgir en las calles y mercados los vendedores de tamales. En el libro de crónicas “La Visa en México”, se describe a estos vendedores.

6. Según la antropóloga Beatriz Ramírez Woolrich, en México existen más de 500 recetas de tamales, todo depende del estado de la República donde te encuentres o la ocasión.

7. El tamal en la Ciudad de México es un clásico del desayuno. Se come en torta y se llama “guajolota” como una derivación del pambazo que se prepara en Puebla y que está relleno de enchiladas.

8. Los tradicionales son los de salsa verde o roja rellenos de pollo o cerdo, los de dulce con pasas, así como los de rajas o los oaxaqueños que, a diferencia de estos que están envueltos en hoja de maíz, viene envueltos en hoja de plátano y se preparan de mole negro.

9. En México hay tamales de camarón y pepita, también de chaya, chipilín, de hoja morada, de costilla de puerco y azafrán, o las corunda con relleno y envuelto de hoja de milpa, entre otros.

10. Actualmente hay versiones vegetarianas y veganas, les recomiendo la de Los Loosers, así como los gourmet como los de Comedor Jacinta, además de los sensacionales #BabyTamales de color verde, suavecitos y rellenos de queso de Kraneo Foods.

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo