• Jessica Servín

Decálogo para llevarte bien con tus vecinos

1. Respeta los horarios. Los ruidos molestos son uno de los problemas más comunes en edificios. La Ley de propiedad en condominio de inmuebles para la Ciudad de México establece horarios que son especialmente sensibles y los reglamentos internos suelen profundizar más sobre el tema. Así que la primera regla básica de convivencia es ser muy respetuoso con los horarios.


2. Cumple con las reglas del edificio. En todo edificio existen reglas básicas de convivencia promovidas por la administración. Es muy importante que te mantengas informado sobre cada una y que seas uno de los principales promotores de su cumplimiento. Sabemos que en ocasiones algunas normas pueden resultar algo molestas, pero piensa que cada una tiene una razón de ser.

3. Ponte en los zapatos del otro. Más allá de las reglas básicas de convivencia establecidas por el comité de administración, hay muchas otras acciones que puedes realizar para contribuir a una mejor vida en copropiedad. La máxima que proponemos a todas las personas que comparten una propiedad, es intentar ponerse siempre en los zapatos del otro.


4. Contribuye con la limpieza. Otra regla básica para vivir en un edificio es contribuir con la limpieza de las áreas comunes. ¿Cómo puedes hacerlo? Cuidando que nuestras acciones no se traduzcan en suciedad o desórdenes. Puedes, por ejemplo, utilizar bolsas dobles para la basura, así hay menos posibilidades de que gotee en el pasillo o que llegue rota hasta que la tirés en la basura.


5. Participa en los espacios de encuentro. Como ya te mencionamos, es importante que te mantengas al tanto de todas las reglas para vivir en el edificio y la mejor forma de hacerlo es participando en los espacios de encuentro. Por ley, debes participar en las asambleas de copropietarios, pero no te limites a estas reuniones. Hay muchas otras instancias en las que la administración promueve la participación de los copropietarios.


6. Plantea soluciones. Esta es otra regla básica de convivencia en edificios que siempre mencionamos. Puede que no estés de acuerdo con algunas normas o simplemente detectes una situación para la cual no se ha tomado ninguna medida. Es importante que la presentes en los espacios de encuentro como los que te mencionamos anteriormente.


7. Cuida los espacios comunes. Esta regla para vivir en edificios sigue la misma lógica de las anteriores. Es importante que la copropiedad significa poseer un espacio privado y compartir espacios comunes con otros; es decir, no pienses solo en tu departamento.

Los ascensores, pasillos, salones, estacionamientos, escaleras y otros, también son muy importantes. En primer lugar, porque forman parte de tu patrimonio y en segundo, porque son lugares que están a tu disposición cada día y contribuyen a que tengas una mejor calidad de vida.

8. Cumple con tus responsabilidades económicas. Esta regla básica de convivencia es realmente importante. La Ley de propiedad en condominio de inmuebles para la CDMX también establece la obligatoriedad de cumplir con los pagos de los gastos comunes y estipula sanciones en caso de que no se realice.


9. Entrega un extra. Hay acciones que podemos tomar y pueden marcar una gran diferencia en el bienestar de toda la comunidad. Si por ejemplo vivimos en un piso bajo, priorizar el uso de escaleras en algunas ocasiones no solo aportará a tu salud, sino también se traducirá en un menor desgaste de ascensores y menor consumo de luz.


10. Trabaja con otros vecinos. Como ya te mencionamos, mientras más involucrados estén todos los copropietarios en todos los asuntos del edificio, mucho más sencillo será crear un espacio idóneo para vivir. Así que nuestra última recomendación es que motives a otros vecinos para que sigan cada uno de los puntos aquí propuestos.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo