• Jessica Servín

Decálogo para NO subir de peso en vacaciones

Actualizado: 7 jul

1. Realiza alguna actividad deportiva.- No es necesario entrenar igual que en tu día a día, puedes realizar nuevas actividades como aprender a surfear, hacer senderismo o simplemente nadar o caminar todos los días por la mañana.


2. Agrega más frutas y verduras.- Las vacaciones son una de las mejores épocas del año para aumentar el consumo de frutas y verduras. Puedes pedir algunas para llevarte a la playa o a la piscina y colocarlas en una hielera portátil, así evitarás las botanas saladas y poco nutritivas.


3. Aprovecha para descansar.- Muchas personas llegan a las vacaciones con ganas de dormir. Esto puede ser porque habitualmente no descansan lo suficiente. Sin duda, esto afecta al peso debido a que entra en juego una hormona asociada al estrés, el cortisol. Así que, además de salir de la rutina y divertirse, también puedes cerrar los ojos, relajarte y tener un sueño reparador.


4. Evita hacer malas cenas.- La clave, si sales a cenar durante tus vacaciones, es pedir alimentos preparados de forma sencilla, como al horno o a la parrilla, evitando todo lo frito o capeado. Puede siempre iniciar comiendo una ensalada y después decidir qué te quieres comer, no pidas el segundo plato, hasta no terminar con el primero y prefiere los postres hechos con frutas.


5. Reduce las porciones.- Incluso cuando estás de vacaciones, las porciones cuentan si quieres evitar subir de peso, por ejemplo, cuando sales a comer a restaurantes, a veces los menús suelen ser de hasta cinco tiempos, opta por decir NO a alguno de estos platillos y trata de comer las porciones que regularmente comes.


6. Lleva tu propia comida al avión.- Una opción más nutritiva serían bocadillos bajos en sal como palitos de verduras y requesón, una manzana cortada en rodajas y una bolsita de mantequilla de maní, o nueces, pueden ser una excelente solución.


7. Disfruta del buffet de desayuno.- Si bien es tentador ir inmediatamente por un hotcake, primero come alimentos ricos en nutrientes para mantenerse más satisfecho durante todo el día, por ejemplo: huevos cocidos, salmón o avena y disfrutar de algún panque; después de eso.


8. Lleva un vaso térmico.- No lo hagas solo para evitar el uso del plástico, también para mantenerte hidratado, es una regla de oro cuando viajas y ayuda a evitar la sensación de hambre.


9. Omite los productos lácteos con sabor.- Cuando necesites un refrigerio entre comidas, no tomes una taza de yogur, el azúcar de este producto es un asesino silencioso y un gran culpable para que subas de peso.


10. Limita el alcohol.- Trata de consumir de uno o dos vasos, y elige bebidas con bajo contenido de alcohol como una cerveza, vino o un Campari cuando sea posible y, tras esa copa de vino, bebe un vaso de agua.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo