• Jessica Servín

Decálogo para pedir un aumento de sueldo tras la pandemia

Actualizado: 20 de oct de 2021

1. Elige​ el momento. No es una buena idea reunirse con el jefe el día en el que acaba de despedir a algunas personas o cuando está lidiando con una crisis con un cliente. Busca una reunión en persona. Conviértalo en una discusión sobre su trabajo y carrera y no solo sobre su salario.

2. Controla tus emociones. Evita a toda costa hacerlo impulsado por la frustración o cansancio. Recopila datos manteniendo una lista actualizada de tus logros. Pedir un aumento es un caso que se construye con el tiempo. También es útil tener validaciones externas de tus compañeros de trabajo o clientes que valoren lo que hayas hecho.

3. Haz un ensayo. Práctica lo que dirás, incluso puedes escribir tu discurso o grabar un video. Al ver tu propia actuación, verás si estás siendo inseguro o sincero.

4. Comunicación. Antes de hablar sobre el tema revisa la comunicación que tu empresa haya tenido al respecto. Si hay algún informe o incluso en alguna parte de tu contrato se estipula esta parte. Eso podría ayudar a ​saber si ​haces o no esta petición.

5. Qué contribución tiene tu trabajo. Pregúntate ¿qué impacto tiene lo que haces en la empresa? ¿Cómo ha cambiado durante la pandemia tu trabajo? Si fuiste uno de los que su salario fue disminuido y aún así duplicaste tu producción, entonces tu contribución es fundamental e invaluable. Por lo tanto, tienes una oportunidad para solicitar el incremento de tu salario.

6. Antes de hacerlo. Espera, sal o haz ejercicio. Si la situación es desalentadora pero está mejorando y te han tratado bien, espera ese ajuste que te prometieron antes de la pandemia. Pero si irremediablemente ya no puedes sostener esta situación, busca una solución razonable con tu jefe.

7. Espera una negativa. Por lo general, tu jefe puede decirte que ese aumento no depende de él o que el presupuesto en esos momento está muy ajustado. Negocia el porcentaje y no aceptes lo primero que te ofrezca.

8. Pregúntate qué darás por ese aumento. Además de conocer tu desempeño y saber cómo estás evaluado dentro de la empresa, al momento de pedir un aumento deberás poner sobre la mesa lo qué estás dispuesto a dar, un argumento que ayudará a que tu jefe considere la petición.

9. Hazlo sin rodeos. Sé lo más directo que puedas y sin temor de hablarlo abiertamente, esto evitará que tu jefe, al dejarle claro tu deseo de tener un mayor sueldo, le de vueltas al tema cuando tenga que decirte si es o no posible.

10. Sé realista. Digamos que lo real es que se pide un aumento del 10 o 20% según la inflación y el aumento de sueldo que se considera anualmente por ley, a menos que tu petición esté sustentada en un aumento de responsabilidades y más de tres años sin recibir ningún tipo de gratificación, tu jefe deberá considerar el ajuste.

*con información de The Economic Times

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo