top of page
  • Foto del escritorJessica Servín

En palabras de Roberto Rébora

El pintor, nacido en Guadalajara, posee más de 40 años de trayectoria y hace un par de meses regreso a la Ciudad de México para exponer parte de su obra, ya que actualmente reside en Francia. Sus pinturas se encuentran en las colecciones del Museo Rufino Tamayo, Museo de Arte Carrillo Gil y el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara. Durante su estancia en CDMX, platicamos con él y esto fue lo que nos dijo:


¿Qué significa regresar a México con una exposición?

Regresar a Ciudad de México y a Guadalajara tras dos años de estancia en Tours, Francia, es la oportunidad de mostrar el trabajo recientemente realizado en mi taller francés, ubicado en Les Ateliers de la Morinerie. Se trata de pinturas en las que he fraccionado, desde la línea, la representación de la realidad actual como reflejo de la distracción permanente en que vivimos, atrapados por las redes de comunicación virtual a través de internet y por el sistema que nos envuelve y predetermina.


¿Cómo defines tu estilo y en qué te inspiras?

Desde un principio ya tenía algo propio, actualmente es la suma de todo aquello que me ha sido posible dibujar y pintar a lo largo de los años. El estilo se basa, en mi caso, en la pulsación de las cosas durante su representación. Me interesa el valor plástico del fluir del tiempo, de la vida misma, en la construcción de la imagen, entre otras cosas.

Cuéntanos sobre el temple-óleo. ¿Cómo se te ocurrió trabajar con ese material y como espectador de qué manera lo distingo en tu obra?

De Vlady aprendí la receta y la técnica que he desarrollado desde entonces. Se distingue el temple-óleo por la utilización de materiales orgánicos y minerales en su elaboración. Sus propiedades principales son la sensación de profundidad, de luminosidad, de trasparencia, de ligereza, tanto como la contundencia en cuanto que materia plástica, en evidente contraste con la pintura industrial comúnmente utilizada.

Si se tratara de hacer un recorrido, una especie de tour por tus obras, ¿nos puedes mencionar tres lugares en Ciudad de México donde podemos encontrarlas y cuáles son?

Hasta abril de 2023, puede verse mi cuadro titulado Arboleda, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Esa pieza la realicé en 2020 por encargo de los organizadores para ser exhibido junto con la obra de Vlady. De manera permanente, está expuesto el retrato del arquitecto Teodoro González de León, en El Colegio Nacional. Asimismo, sugiero conocer la Colección BBVA Bancomer, de la Fundación BBVA Bancomer, de la cual forma parte Las Orozco, que pinté en 1996 y pertenece a miserie Futura.

¿Cuáles son tus tres museos preferidos en Ciudad de México y por qué?

El Museo Nacional de Antropología, en Chapultepec, que es, sin duda, una obra maestra de las instituciones culturales públicas dedicadas a nuestra historia.


La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, albergada en el Antiguo Oratorio de San Felipe Neri, en el Centro Histórico. El Museo de Arte Moderno, también en Chapultepec, y el Museo de Arte Carrillo Gil, en San Ángel, se encuentran entre los más emblemáticos espacios de la capital del país, donde se exhiben permanentemente importantes colecciones de obras, consideradas como lo más destacado del arte moderno mexicano.


Para descubrir más sobre su trabajo, visita: robertorebora.com




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page