• Jessica Servín

¿Qué hago para evitar la resequedad en la piel por el uso del cubrebocas?

Sí, a todos nos está pasando eso y mucho más a los médicos, enfermeras y aquellas personas que no pueden quitarse ni un minuto el cubrebocas por su trabajo.


En mi caso, llevo varios meses probando distintos lipbalm y ninguno me ha ayudado con la resequedad de los labios y comisuras, y se pone peor cuando necesito salir y usar la bicicleta.

Pero lo que realmente me hizo meterme a investigar este tema, fue que escuché a unas jóvenes decir que no usaban el cubrebocas porque les sacaba granos. Entonces, busqué qué podía hacer o qué cremas usar para evitar la resequedad y, sobre todo, para que las jóvenes sí usen la mascarilla y no lo dejen de hacer sólo porque les saca granos.

Lo primero es saber por qué causa estos problemas. Bueno, la clínica en dermatología del Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dice que la fricción directa del cubrebocas provoca la ruptura de la capa exterior de la piel, lo que causa sequedad e irritación. Los cubrebocas también atrapan la humedad, el sudor y la grasa en la piel, lo que contribuye a los brotes de acné y al empeoramiento de afecciones como la rosácea.


A continuación, algunas acciones que podemos hacer para prevenir o curar problemas en la piel por el uso de la mascarilla:


1. Lavarse la cara con limpiadores suaves e hidratantes. Usa limpiadores suaves dos veces al día. Si experimentas irritación, el aloe es increíble para calmar la piel y se puede usar mientras usas el cubrebocas. Importante usar protector solar con un gran humectante para tu tipo de piel.


2. Ojo cuando laves el cubrebocas. Si usas de tela ten en cuenta que esta entran en contacto directo con la piel, por ello debes usar un detergente sin fragancia ni colorante para evitar posibles alergias cutáneas.

3. Preferible usar un cubrebocas de algodón ya que son más suaves para la piel. Evita las telas sintéticas como el nailon, poliéster y rayón en la capa que va sobre su piel. Es más probable que te irrite y provoque brotes.

4. Si debe usar un KN95 para el trabajo, quítatelo en un lugar seguro y lejos de otras personas, durante cinco minutos cada dos o tres horas. Además, cámbialo por uno de algodón cuando puedas hacerlo y de manera segura. Por ejemplo, cuando sales del trabajo y vas a subir a tu auto, o si vas a caminar de regreso a casa.

5. Evita el maquillaje al usar el cubrebocas. Este ingrediente puede interferir con la función de la mascarilla, especialmente evítalo en la zona cubierta por el cubreboca ya que puede aumentar la irritación.

6. Protege las áreas sensibles. Durante la noche, coloca pomadas o ungüento para proteger las áreas sensibles de la fricción o rozaduras, puede ser una crema protectora o, incluso, vaselina.

7. Evita probar nuevos productos para el cuidado de la piel. Evita hacerte peelings químicos, exfoliarte el rostro o los productos con retinoides que irritan la piel.

*Con información de Mayo Clinic y American Academy of Dermatology Association

Entradas Recientes

Ver todo