• Jessica Servín

Pan de Muerto: receta baja en carbohidratos

¿Sabías que el Pan de Muerto tiene su origen en la época de los sacrificios humanos? Ante esta practica, los españoles –quienes consideraban este acto muy violento– propusieron hacer un pan de trigo cubierto de azúcar roja, que asemejará el corazón de las jóvenes que eran ofrecidas a los Dioses.

Así inició esta deliciosa tradición a la que más tarde se le agregaron otros elementos como el ajonjolí, y se le fue relacionando con la celebración del Día de Muertos, misma que se realiza cada 1 y 2 de noviembre.

Ahora bien ¿cuál es el significado del Pan de Muerto? Este está vinculado con el ser humano y su paso en la vida terrenal. Primero, es redondo porque hace referencia al ciclo de vida y muerte.


Segundo, lleva en su centro una bolita que representa el cráneo del fallecido y, tercero, las cuatro canelillas que lo atraviesan, son los huesos y las lágrimas de los que ya no están. De ahí la importancia de colocarlo en la ofrenda y comerlo mientras se espera la visita de nuestros muertos.

La receta clásica del Pan de Muerto lleva harina, sal, levadura, huevo, leche, naranja, azahar, azúcar y mantequilla, pero para seguir cuidándonos Marchetti Rules, licenciado en nutrición, nos presenta esta receta de pan sin harinas refinadas y bajo en carbohidratos. Tomen nota:

Ingredientes:

• 1 y 1/2 tz. de harina de almendras.

• 1 cda. de agua de azahar (o 2 cdas. de infusión de anís preparado y bien cargado).

• 2 cdas. de ralladura de naranja.

• 1 cda. de levadura seca.

• 4 cucharadas de bebida de almendras o leche deslactosada.

• 1 chorrito de café negro.

• 1 cdita. de extracto de vainilla.

• 2 1/2 tzs. de queso Ricotta magro.

• 2 cdas de requesón.

• Stevia y canela al gusto (para espolvorear).

• 2 huevos (batidos).

• 1 huevo extra para pincelar la superficie.

Preparación:

1. Precalienta el horno a 160 ºC

2. En un recipiente, forma el fermento con la levadura seca, las 2 cucharadas de harina de almendras y las 4 cucarachas de bebida de almendras tibia. Tapa y dejar reposar 15 minutos en un lugar tibio.

3. En un recipiente aparte, coloca la harina de almendras y agrega en el centro los ingredientes líquidos, los quesos y la ralladura de naranja, mezcla completamente y reserva la masa por 30 minutos aproximadamente.

4. Integra la masa con el fermento y amasa hasta integrarla bien.

5. Separa la masa en 5 partes iguales y forma 4 bollitos semi-aplanados y colócalos en la placa para horno.

6. Con la cuarta parte, forma 3 bolitas de masa pequeñas, 6 tiras para formar “los huesitos” y colócalas en forma de cruz en cada bollito y la bolita en el centro. Deja reposarlos por 15 minutos más (para que crezcan).

7. Hornea por 20 minutos. Mientras, en un bowl, mezcla la canela con la stevia.

8. Saca tus panes, pincélalos para darles un poco de color y espolvorea con la mezcla de canela y stevia.

9. Hornea durante 5 a 10 minutos más.


¡Buen provecho!

Entradas Recientes

Ver todo