• Jessica Servín

¿El #cáncer hereditario puede prevenirse?

Actualizado: 26 de oct de 2021

En el día mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, Hospital Houston Methodist nos recuerda que así como el color de los ojos o el cabello son hereditarios, también lo pueden ser las enfermedades.


“El cáncer es una enfermedad genética, causada por cambios que pueden ocurrir en nuestros genes. Los genes proporcionan las instrucciones que guían todo lo que sucede en nuestro cuerpo. Estos cambios genéticos pueden adquirirse a lo largo de nuestras vidas, lo cual es normal, o pueden ser aquellos con los que nacemos, transmitidos por nuestros padres”, aseguran expertos genetistas del Houston Methodist. Entre los factores que pueden ponerte en mayor riesgo el desarrollar del cáncer hereditario están:

- Antecedentes personales o familiares de cáncer que se presenten antes de los 50 años. - Antecedentes personales o familiares de uno o más diagnósticos de cáncer. - Antecedentes familiares de portar un cambio en un gen que se sabe que causa cáncer, como los genes BRCA1, BRCA2, MMR, PTEN, TP53 y más. - Antecedentes de cáncer en varios parientes cercanos (de un lado de la familia). - Antecedentes personales o familiares de tipos raros de cáncer. - Ascendencia judía asquenazí en uno o ambos lados de la familia.

Cuando se trata de la prevención del cáncer, hay muchos factores de riesgo sobre los que puedes hacer algo, como usar protector solar, evitar ciertos hábitos de estilo de vida poco saludables y seguir las recomendaciones para las pruebas de detección oportuna. De hecho, si por ejemplo, tu mamá, tía o abuela padecieron cáncer de mama, lo mejor es que a partir de los 40 años te realices los estudios pertinentes como una mastografía y cambies tus hábitos hacia comer sanamente, sobre todo alimentos que previene estos males como vegetales de hojas verdes, frutos rojos y pescados, además de no fumar, hacer ejercicio, beber agua y observar cualquier irregularidad que puedes presentar en tu salud,


“Si somos conscientes del riesgo, podemos evaluar a esa persona antes y con más frecuencia o incluso ofrecer opciones de reducción de riesgo significativas en algunos casos. Es cierto que incluso si existe una predisposición hereditaria o genética, eso no significa que la persona se desarrollará la condición”, afirman los genetista del Hospital Houston Methodist.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo