• Jessica Servín

Si tienes estos síntomas, es momento de ir con un gastroenterólogo

Mayo es el mes de la #SaludDigestiva. Yo digo que es el corazón de nuestro cuerpo, donde se concentra todo: la comida, las emociones, los nutrientes, la salud de nuestro organismo y en fin, es nuestro motor.


Por eso, es tan importante que estés consciente de su buen funcionamiento, así que, si experimentas problemas digestivos inexplicables o frecuentes, como molestias abdominales o cambios en los hábitos intestinales, quizás sea momento de consultar a un médico gastroenterólogo, un especialista con experiencia en las enfermedades que afectan el sistema digestivo (esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, recto y ano), así como el páncreas, el hígado, los conductos biliares y la vesícula biliar.

Pero si nunca has visto a uno, es posible que no estés seguro de que tus síntomas realmente lo justifiquen. Kerri Glassner, gastroenteróloga del Hospital Houston Methodist, nos deja algunas causas por las que sí deberías considerar una visita:


1. Diarrea continua. Muchas razones pueden provocar un episodio de la diarrea; desde alimentos hasta infecciones o ciertos medicamentos. Sin embargo, si tus heces son regularmente más líquidas que sólidas, es hora de consultar con un médico GE.


2. Estreñimiento. La frecuencia de los movimientos intestinales varía de persona a persona, pero la especialista aclara que cuando ocurren menos de tres evacuaciones a la semana, es considerado estreñimiento. Las deposiciones muy pequeñas, y duras, son signo de estreñimiento.


3. Acidez estomacal frecuente o grave. Tener acidez estomacal, de vez en cuando, no debería ser preocupante. Pero si tienes síntomas de acidez estomacal más de un par de veces por semana, podría ser signo de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Se trata de una afección que, con el tiempo, puede dañar y cicatrizar el revestimiento del esófago.


4. Sentirse inusualmente inflamado. La hinchazón, y la sensación de tener lleno, o apretado el vientre, a menudo es causada por un exceso en la producción de gas, hipersensibilidad al gas, o gas atrapado en el colon.


5. Dolor abdominal repentino o intenso. Todos hemos lidiado con dolores de vientre, pero el dolor abdominal severo que dura horas, o el dolor abdominal que aparece repentina e intensamente no es normal. El dolor abdominal consistentemente severo también puede ser un signo de cálculos biliares, pancreatitis o enfermedad hepática.


6. Sangrado. La sangre, en tu papel higiénico o en el inodoro, podrían ser señales de hemorroides. Esto es un problema bastante común, que generalmente se puede manejar con remedios caseros o productos de venta libre.


7. Cuando te indican una colonoscopía. Si tienes más de 45 años o un historial familiar de cáncer colorrectal, probablemente tu médico te haya recomendado una colonoscopía. Y aunque puede ser incómoda, también puede salvar tu vida.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo