top of page
  • Foto del escritorJessica Servín

Mitos y realidades para curar la resaca

Las posadas inician esta semana y aunque la mejor forma de no tener resaca durante esta temporada de brindis es beber con moderación, a veces, esta se puede presentarse si llevas un par de días bebiendo o, simplemente, porque tu organismo no está acostumbrado al alcohol y con dos copas tienes para presentar dolor de cabeza al día siguiente.


“El mal dormir aunado a una deshidratación mediana, así como la acumulación de sustancias que se derivan del rompimiento químico del alcohol dentro de nuestro cuerpo, producen una sensación generalizada de malestar al que llamamos resaca”, explica Amanda Beaver, nutrióloga del bienestar en el Hospital Houston Methodist.


A continuación, te presentamos tres mitos y realidades sobre ello y cuáles en verdad sí funcionan:


Mito 1: Beber una bebida con alcohol en la mañana curará mi cruda: FALSO

La idea detrás de este mito es que el mismo alcohol puede curar sus efectos negativos. Esta idea carece de cualquier lógica si lo piensas bien. Consumir alcohol en la mañana al sentir la resaca, puede hacer sentir a las personas un poquito mejor pero solo de momento. En realidad, continuar bebiendo solo agravará los síntomas. Lo mejor, es dormir bien y alimentarse adecuadamente, además de beber agua para ayudar a hidratarse al organismo.


Mito 2: Tomar un analgésico justo antes de irse a dormir evitará la cruda: FALSO

Cuando ya has bebido demasiado, puedes estar tentado de tomar un analgésico con un gran vaso con agua e ir directo a la cama. La medicina surtirá efecto mientras dormimos. ¿Eso es lo que crees? Pues es falso. Lo primero que hay que saber es que el alcohol, en combinación con analgésicos, puede dañar tu hígado. Además, cualquier analgésico aumentará la producción de ácido en tu estómago, que ya de por sí está sufriendo de una gran irritación. Antes de tomar cualquier medicamento, lee bien la etiqueta y consúltalo con tu médico.


En todo caso, sentirte mejor por la mañana, no es derivado del analgésico sino del agua que bebiste antes de ir a dormir, la cena que comiste o bien, incluso el tipo de alcohol que consumiste la noche anterior.


Mito 3: Tomar café cura la cruda: FALSO

Si eres bebedor de café, seguramente tienes fe en el poder de tu taza mañanera. Pero cuando se trata de resaca, el café no la cura. La cafeína que contiene el café puede temporalmente reducir la fatiga, pero no curará una resaca. De hecho, no existe evidencia científica que pruebe que la cafeína tenga efectos benéficos para la resaca.


Si habitualmente tomas café, es recomendable tomar una taza pequeña si tienes resaca, pero en realidad no la necesitas.


Ahora bien, ¿qué sí debes comer y beber durante una resaca?


- Bebe un vaso con agua cuando despiertas con resaca.

- Evita alimentos grasosos y opta por carbohidratos de fácil digestión como pan tostado, galletas o un bagels.

- Hazte un smoothie de frutas refrescante con frutos rojos y plátano.

- Consume huevo y vitamina C, desayuna huevos revueltos con espinacas y rebanadas de fresas o un huevo estrellado sobre pan tostado con aguacate y una guarnición de pimientos rojos guisados.


Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page